domingo, 18 de noviembre de 2012

BAE Systems pagará 212 millones de dólares a Trinidad y Tobago por incumplimiento de contrato



El procurador General de Trinidad y Tobago, Anand Ramlogan, anunció que el Estado ha ganado una disputa, tras dos años de arbitraje, con la empresa británica British Aerospace Systems (BAE), que deberá pagar a esa nación insular 1,382 millones de dólares TT (aproximadamente 212 millones de dólares norteamericanos), según reseña el diario local  Newsday. 
 
Precisó  Ramlogan, que el pago se hará en dos partes, el primero en enero de 2013 y el segundo en mayo siguiente. Agregó, que el acuerdo fue firmado en Londres después de una reunión entre representantes del Estado trinitario y BAE. "Trinidad y Tobago, por tanto, ha emergido victorioso en esta disputa” manifestó.

La controversia tiene su origen en 2010, cuando el Gobierno trinitario rescindió un contrato con BAE, para la construcción de tres buques patrulleros tipo OPV (Offshore Patrol Vessel), destinados al Trinidad & Tobago Coast Guard, alegando, entre otras causas, retardo en las entregas.

Explicó Ramlogan, que BAE reclamaba al Estado trinitario una deuda pendiente por 611 millones de dólares TT (93,6 millones de dólares), mientras que Trinidad y Tobago contrademandó por 1.600 millones de dólares TT (245,3 millones de dólares) argumentando irregularidades en la ejecución del contrato, incluyendo, retraso en la entrega de los buques y problemas con el “sistema de combate”.

Detalló, asimismo, que el proceso de arbitraje se inició en Londres y cuando estaba en curso, comenzaron las negociaciones entre las partes, tras la intervención diplomática del Alto Comisionado Británico para Trinidad y Tobago, Arthur Snell.

 
Los OPV clase 'Port of Spain'
En abril de 2007, el gobierno de la República de Trinidad y Tobago suscribió un contrato con VT Ship Building (BAE Systems) para la construcción e tres buques patrulleros tipo OPV y provisión de entrenamiento y mantenimiento, por 2.192 millones de dólares TT (336 millones de dólares).
Los buques son una variante de la clase River de la Royal Navy. Desplazan 1.700 toneladas a plena carga. Miden 80,5 m de eslora, 13,5 m de manga y su calado es de 3,5 m. Disponen de una cubierta de vuelo para un helicóptero en la popa. Fueron bautizados Port of Spain (GC50), Scarbrough (GC51) y San Fernando (GC52).

El Port of Spain fue botado al mar el 18 de noviembre de 2009, en Portsmouth, mientras, las botaduras del Scarbrough y del San Fernando se produjeron en julio de 2010, en Scotstoun. Los problemas comenzaron en 2010. La entrega del Port of Spain, que estaba prevista para mayo de 2009, fue pospuesta para febrero de 2010, y en esa fecha tampoco se realizó. Además, se presentaron serios problemas con el sistema de combate, el cual no se correspondía con las especificaciones contractuales. En consecuencia, el 16 de septiembre de 2010, el gobierno de Trinidad y Tobago rescindió el contrato.

En febrero de 2012, la Armada de Brasil compró los tres buques a la BAE y los rebautizó Amazonas (P220) Apa (P221) y Araguari (P222). El Amazonas fue incorporado en agosto pasado mientras que los dos restantes lo serán en 2013.

www.infodefensa.com 

No hay comentarios:

Publicar un comentario en la entrada